Devoluciones y Garantía

Devoluciones

Si no estás satisfecho, tienes la posibilidad de ejercer tu derecho de desistimiento (devolución) dentro de un plazo de 14 días naturales a partir de la fecha en la que recibiste el pedido.

Pueden realizarse las devoluciones comunicándolo por e-mail: info@babylluna.com dentro de un plazo de 14 días naturales a partir de la fecha de recepción del pedido y en un plazo breve de menos de 48 horas, te indicaremos el procedimiento a seguir.

El coste del envío de la devolución será asumido por el cliente según se recoge en la LGCU.

Plazo de devolución y reembolso del importe

El plazo de devolución es de 14 días naturales, contados desde la fecha de recepción del envío. El producto debe estar en el mismo estado de compra, en el caso de los productos nuevos debe estar en su embalaje original y con los accesorios incluidos en su caso. Previa comprobación del estado del producto, el reembolso se efectuara dentro del plazo legal máximo de 14 dias naturales desde que ejerza su derecho de desistimiento, se devolverá el importe del artículo devuelto incluyendo el I.V.A. y excluyendo los gastos de envío, conforme a la misma modalidad de pago empleada por el cliente.

Solo se devolverán los gastos de envío en el caso de que la devolución se deba a causas imputables a un error en el producto enviado o por un mal funcionamiento del mismo en su función principal, siempre y cuando esta merma no fuera comunicada y publicada en nuestra página Web, previa a la formalización del pedido, dándose por conocida en este caso por el cliente.

Garantía

Conforme a la Ley 23/2003 de 10 de Julio de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo, todos nuestros productos de segunda mano tienen 1 año de garantía desde la entrega.No se incluye garantía en las deficiencias ocasionadas por negligencias, golpes, uso o manipulaciones indebidas, tensión no idónea, instalación incorrecta, ni materiales sometidos a desgaste por su uso normal.

El producto se entiende entregado el día que figura en la factura de compra o en el albarán de entrega correspondiente si éste fuera posterior.

En lo que se refiere a productos de segunda mano, la ley otorga una cobertura de cómo mínimo un año aunque diferenciando los primeros seis meses de los segundos.

Si el defecto o falta de conformidad con el producto, surge en los primeros 6 meses tras su compra, se presume que se trata de un defecto de origen o de fábrica que ya existía cuando el producto fue entregado. Será la empresa vendedora la que deba demostrar que no es así, y que se debe, por ejemplo, a un mal uso o mantenimiento del producto.

En los siguientes seis meses hasta cumplir el año, en caso de avería, será el usuario quien deberá demostrar que dicha avería se debe a un fallo de origen y que no ha sido debido a un mal uso.

En bienes de segunda mano no se puede exigir la sustitución del producto, tan sólo su reparación gratuita en un plazo de tiempo razonable, siempre que ésta no resulte imposible o desproporcionada.

Si no fuera posible una reparación razonable se podrá pactar una rebaja en el precio o la resolución del contrato.

Si una vez reparado y entregado el producto este sigue sin ser conforme con el contrato, el comprador puede exigir la rebaja del precio o la resolución del contrato.

La resolución no procederá cuando la falta de conformidad sea de escasa importancia.

La rebaja será proporcional a la diferencia existente entre el valor que el producto hubiera tenido en el momento de la entrega de haber sido conforme con el contrato y el valor que el producto efectivamente entregado tenía en el momento de dicha entrega.

El comprador solo podrá reclamar al vendedor en aquellos supuestos en los que no conociesen los vicios o defectos en el momento de su adquisición.


Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo